Saltear al contenido principal

Periodoncia

La periodoncia es el conjunto de técnicas que tratan y mantienen sana la encía. Las enfermedades periodontales que se tratan habitualmente son la gingivitis y la periodontitis (muy frecuentes en la población) y están causadas por bacterias. Se desarrollan generalmente en pacientes fumadores, con un ritmo de vida estresante y con predisposición genética. El tratamiento de las enfermedades periodontales consiste en realizar limpiezas o raspados (limpiezas más profundas) para eliminar las bacterias causantes de la infección.

Pedir información

¿Qué es la periodoncia?

La periodoncia es la rama de la Odontología que se encarga del tratamiento de las enfermedades que afectan a las encías y el hueso que sostiene los dientes, es decir, de las enfermedades periodontales.

La causa principal de la aparición de las enfermedades periodontales es una acumulación excesiva de bacterias en los dientes y encías a causa de una insuficiente higiene. Estas bacterias provocan un enrojecimiento y sangrado de las encías y pueden llegar a causar lesiones graves en los tejidos.

¿Qué tipos de enfermedades de las encías existen?

Existen varios tipos de enfermedad periodontal pero los dos más importantes y frecuentes son la gingivitis y la periodontitis.

Gingivitis

La gingivitis es una enfermedad común y leve de las encías caracterizada por la inflamación de las encías. Está causada por la acumulación de placa bacteriana en los dientes, lo que puede provocar irritación, enrojecimiento, hinchazón y en ocasiones sangrado de las encías durante el cepillado o el uso de hilo dental. Si no se trata, esta enfermedad puede desembocar en una periodontitis.

Periodontitis

La periodontitis es una enfermedad de las encías más avanzada que la gingivitis. La periodontitis no sólo afecta a las encías, sino que también al hueso que rodea y sujeta los dientes. Estos tejidos se van destruyendo, dejando el diente sin sujeción y débil, por lo que se pueden desplazar, crear espacios entre ellos y, finalmente, caer. La periodontitis se desarrolla generalmente a partir de la gingivitis no tratada, en donde la acumulación de placa bacteriana conduce a la formación de bolsas periodontales, pérdida ósea y eventualmente pérdida de los dientes. Los síntomas pueden incluir encías rojas, inflamadas, sensibles, sangrado durante el cepillado, mal aliento persistente y eventualmente movilidad dental. La periodontitis requiere tratamiento profesional para controlar la infección.

¿Cómo sé que tengo enfermedad periodontal?

Los síntomas de la enfermedad periodontal son:

  • Encías enrojecidas y más tiernas
  • Sangrado de encías al cepillarse los dientes, al utilizar el hilo dental o incluso de forma espontánea
  • Los dientes parecen ser más largos porque las encías se han retraído y se ven las raíces.
  • Movilidad de los dientes
  • Abscesos en torno a los dientes
  • Mal aliento o mal gusto en la boca.
  • Desplazamiento de los dientes
  • Aparición de espacios oscuros entre los dientes a veces acompañados con retención de alimentos
  • Cambios en el mordisco de los dientes (mala oclusión)

Prevención de la enfermedad periodontal

Debemos cepillarnos los dientes al menos dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves y utilizar hilo dental a diario para eliminar la placa bacteriana y los restos de alimentos. El cepillado debe durar 2 minutos y puede ser útil tener un reloj delante mientras nos cepillamos para controlar el tiempo.

La vida del cepillo es de unos 3 meses, pasado este tiempo es conveniente cambiarlo, puesto que pierde efectividad.

El cepillo se puede utilizar con una pequeña cantidad de dentífrico. En el mercado existen muchos tipos de pasta dental, cada una con objetivos específicos según el caso (antiguas, desensibilizantes, desinfectantes, …). Será el dentista quien le informe sobre cuál es la pasta adecuada para su caso.

Hay también unos cepillos específicos para limpiar el espacio que existe entre los dientes si éste es demasiado amplio. Estos cepillos son los llamados interproximales.

También podemos enjuagarnos con colutorios para reforzar la limpieza, piense, sin embargo, que sólo no eliminan la placa bacteriana, pero sí que se pueden utilizar después del cepillado de los dientes, para completar la acción de la pasta .

Nunca es tarde para adquirir unos buenos hábitos, por lo que nuestro dentista o higienista nos puede ayudar a conseguir una buena técnica de higiene dental ya detectar áreas que merecen una atención especial durante el cepillado.

¿En qué consiste el tratamiento de la enfermedad periodontal?

En el caso de la gingivitis, por lo general, se puede solucionar con el cepillado correcto y el uso apropiado del hilo dental. Una buena salud bucal ayudará a evitar la formación de placa.

Una Higiene Dental Profesional llevada a cabo por el dentista o el higienista es la única manera de eliminar la acumulación de placa que se ha endurecido y convertido en sarro. Su dentista o higienista limpiará los dientes para eliminar el sarro por encima y justo por debajo del borde de la encía.

En el caso de la periodontitis, el tratamiento es más complejo, ya que es una enfermedad más grave. El tratamiento inicial consiste en un Raspado Periodontal, el cual consiste en la eliminación mediante instrumentos específicos -curetas- del cálculo dental que se encuentra tanto encima como debajo de las encías. Estos raspados se hacen por cuadrante y generalmente bajo anestesia local. En otros casos más graves se realizará un Tratamiento Quirúrgico en el que se realiza una pequeña cirugía para llegar al fondo de las lesiones y poder reducir las bolsas periodontales infectadas.

Para prevenir la enfermedad periodontal después del tratamiento, es fundamental obedecer a las recomendaciones del odontólogo, mantener una buena higiene bucal diaria y acudir a revisiones periódicas para comprobar que la boca se encuentra en buen estado.

Formulario de contacto

Los campos con * son obligatorios

    Volver arriba